Posteado por: fondoin | 23 mayo, 2011

Refrigeración a base de Hidrocarburos – 23-05-11

Existen dos tipos de hidrocarburos ampliamente utilizados como refrigerantes en los productos de refrigeración comercial y doméstica: Isobutano puro (R600a) y una mezcla de propano e isobutano (r290/R600a).

El problema de los hidrocarburos es que, contrariamente a los CFC, los HCFC y los HFC, son inflamables. No obstante, la mayoría de los técnicos y consumidores de los países del sur  ya están familiarizados con los hidrocarburos en su forma GLP (gas de petróleo licuado, una mezcla de propano y butano), puesto que se utiliza frecuentemente en la cocina doméstica – y en los sopletes en los talleres de reparaciones. En la cocina, se utiliza una bombona de 15 kg que va unida al fogón con un tubo flexible; a menudo también hay una bombona de repuesto. Los hornillos para camping también utilizan la misma tecnología, esta vez en miniatura, con bombonas de 300g a 15 Kg. Por el contrario, la cantidad de propano o butano en un refrigerador doméstico que funciona con hidrocarburos es de sólo 40 a 120g: el equivalente de menos de uno y como máximo dos cartuchos de recambio de mecheros, según el tamaño del refrigerador.

En Europa se prefieren los R600a para la manufactura de nuevos refrigeradores domésticos. Aún cuando ofrecen una capacidad volumétrica inferior a la de los R12, los compresores que se utilizan con los R600a son fáciles de obtener, y la baja capacidad volumétrica inferior a la de los R12, los compresores que se utilizan con los R600a son fáciles de obtener, y la baja capacidad volumétrica también ofrece varias ventajas, como un nivel bajo de ruido y un mayor rendimiento energético de las pequeñas unidades.  Se trata de un refrigerante con un solo componente, de forma que puede utilizarse como facilidad en modelos de doble temperatura.

La cantidad de propano o butano en un refrigerador doméstico que funciona con hidrocarburos es de tan sólo 40 a 120g, lo que equivale a menos de uno y como máximo dos cartuchos de recambio de mecheros.

Una opción válida para las aplicaciones comerciales es una mezcla de propano e isobutano (R290/R600a), puesto que sólo requiere cambios mínimos en el compresor y el sistema de refrigeración. También es posible utilizar una mezcla de hidrocarburos en refrigeradores doméstico de temperatura única convertidos a bajo coste, siempre que esto sean adecuados para aplicaciones con HC, o cuando no puedan obtener compresores R600a. Se ha demostrado que para un alto rendimiento con R12, la mejor opción en términos de peso serían una mezcla de aproximadamente 50% de propano y 50% de isobutano.

Los técnicos y los propietarios de sistemas no deberán tratar de volver a montar los sistemas a no ser que hayan sido especialmente preparados con ese fin. Para determinar los sistemas aptos para un reconversión, los procedimientos de adecuación y disponibilidad de repuestos se requieren conocimientos técnicos especializados que no pueden proporcionarse en este manual. Las operaciones de reconversión deberán realizarse teniendo en cuenta estrictas normas de seguridad.

Fuente: Regreso al Futuro. Trabajar sin riesgo con hidrocarburos – UNEP

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: